+ Región

Gobernador gestionó equipos por más de $180 millones para fortalecer organismos de socorro de Risaralda

El Cuerpo Oficial de Bomberos de Dosquebradas y la Defensa Civil de Risaralda, recibieron equipos de rescate para emergencias que fueron gestionados por el gobernador Victor Manuel Tamayo Vargas ante el programa Prepare Eje Cafetero, implementado por Miyamoto International con recursos de USAID/BHA.

“Estos equipos permitirán una respuesta rápida, eficiente, oportuna, adecuada y eficaz ante situaciones de emergencia o desastres de cualquier tipo, aunque están diseñados para terremotos, también pueden ser utilizados para otro tipo de fenómenos”, explicó Jorge Brito, director para América Latina y el Caribe de Miyamoto International.

Además de lo anterior, el funcionario indicó que en conjunto con el Gobernador de Risaralda se está analizando realizar una propuesta al gobierno de Estados Unidos una segunda fase del proyecto, el cual tendría nuevos equipos para los equipos USAR de Risaralda y también capacitación a las comunidades.

“Ya se han hecho varios acercamientos para formular una segunda fase de este proyecto con el fin que podamos incluir otras amenazas como lluvias, temporada seca, entre otras emergencias que se puedan presentar”, indicó Diana Carolina Ramírez Laverde, Coordinadora Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres.

¿Qué es el programa Prepare?

La finalidad principal del programa Prepare es fortalecer a las autoridades que tengan relación con gestión del riesgo en capacidades logísticas, operativas, conocimiento, las amenazas, para incrementar la eficiencia y la eficacia frente a la preparación y la respuesta de emergencias.

Este programa ya tiene una ejecución del 80% y trabaja en pro de mejorar la disponibilidad y cobertura de los datos de exposición, vulnerabilidad y riesgo sísmico para incluirse en las políticas y planificación de gestión del riesgo y respuesta; fortalecer la capacidad de las autoridades para interpretar, aplicar e implementar información y datos riesgo sísmico para mejorar políticas, planes y planificación; fortalecer la capacidad logística y operacional grupos USAR y otros primeros respondientes, y fortalecer la cooperación regional en la gestión del riesgo y la respuesta mediante la planificación conjunta y el intercambio de información y recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *