+ Área Metro

Logística: una estrategia competitiva para el sector empresarial

En la actualidad, las empresas de producción o de servicios están sometidas a una gran presión por ser más competitivas, de cómo poder obtener materia prima del proveedor lo antes posible, cómo producir y distribuir a tiempo los productos a los clientes, ajustarlos a sus gustos y necesidades en el menor tiempo posible, teniendo en cuenta la globalización y las nuevas tecnologías que han optimizado el manejo de los datos. Sin embargo, en medio de la pandemia, la escasez de insumos también ha agudizado la situación en distintos sectores.

Es clave considerar a nivel empresarial, distintas estrategias que les permita a las organizaciones un carácter más competitivo, en el que se hace importante la logística que, en términos prácticos, puede definirse como el manejo estratégico del flujo de productos o servicios en toda la cadena de abastecimiento hasta llegar al consumidor final (clientes o corporaciones) para satisfacer sus necesidades a costos óptimos y en tiempo real.

Con relación a ello, Mónica Isabel Quintana Hurtado, docente del programa de Ingeniería Industrial de Areandina seccional Pereira, plantea el objetivo principal de esta estrategia, que busca incrementar la competitividad empresarial a través de la captación y retención de clientes y la de generar beneficios económicos a partir de la comercialización de sus productos. “Para desarrollar este objetivo se requiere de la implementación de un ciclo logístico que garantice la correcta articulación de los factores aprovisionamiento, abastecimiento, producción, distribución, transporte, logística inversa la cual contiene la logística ambiental”, afirma la docente.

El proceso logístico tiene varios beneficios, teniendo en cuenta que en los mercados actuales los precios de un bien o servicio ya no lo definen las organizaciones sino los consumidores, lo que, para la experta Quintana, “es necesario implementar estrategias para que las empresas sean más competitivas reduciendo los costos en los procesos de producción, almacenamiento, distribución y transporte. Las estrategias que logran estos conceptos basados en mayor eficiencia y efectividad minimizando costos, se denominan procesos logísticos integrales cuyo propósito principal es beneficiar a los sectores empresariales”.

Ahora bien, ¿cómo se comporta la logística empresarial en tiempos de pandemia? Para la docente Quintana, este cuestionamiento es de largo alcance dado que los escenarios de análisis cuentan con varias aristas. “A nivel microeconómico, muchas empresas del sector productivo tuvieron que cerrar, ya que la dinámica del momento les exigía cambios súbitos para los cuales no estaban preparados y no contaban con conocimientos básicos ni empíricos para su adaptación, otros superaron las barreras y se apoyaron en las tecnologías de la información y la comunicación, pudiendo subsistir e incluso, mejoraron su desempeño como las empresas de grandes superficies y pequeños restaurantes que lograron adaptarse logísticamente a este cambio”, afirma la académica.

A nivel macroeconómico, también se observó una dinámica en los mercados internacionales con un desempeño regular, donde las exportaciones funcionaron racionalmente bien, bajo limitaciones de cierre de fronteras y restricciones operativas de los países involucrados, pero con un panorama inesperado frente a algunos productores asiáticos que se dedicaron a exportar a los límites de su sistema mientras otros retenían contenedores por políticas de salubridad, lo que ha llevado a una crisis mundial generando una hiperinflación en el sistema económico afectando a la mayoría de los países.

“Lo anterior nos obliga a pensar que los modelos logísticos aún se encuentran en formación y que el mundo necesita de su apoyo para salir adelante en futuras situaciones que pueden ser complejas. Este es un reto para nosotros, por ejemplo, como Institución de Educación Superior porque tenemos el reto de generar estrategias que aporten nuevo conocimiento para adaptar los procesos logísticos a las exigencias del mundo actual, es decir, a un mundo más globalizado, más conectado y con más información”, finaliza la docente Quintana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *