+ Opinión

Ingenieros al poder

Han transcurrido 30 años de la promulgación de la Constitución del año 1.991 y los efectos de la misma se cuentan por miles, desde la consolidación de la participación ciudadana para elegir gobernantes, pasando por los instrumentos de acción popular ante la justicia como la Tutela, hasta llegar hoy a dar los primeros pasos en la consolidación de lo que se llama las Regiones Administrativas de Planificación.

De ese despertar democrático, se pasó de tener dos partidos políticos preponderantes, a decenas de todos los espectros ideológicos. En este recorrido final de nuestra historia republicana, han gobernado 6 colombianos, 2 de ellos en 2 ocasiones. 4 bogotanos, 1 pereirano y 1 de Medellín. Las profesiones de estos presidentes se reparten en 4 abogados y 2 economistas.

Este domingo se escoge un nuevo mandatario, que para la estadística se dirá que fue una competencia entre un economista de Zipaquirá Cundinamarca, Gustavo Petro y un Ingeniero Civil de Piedecuesta Santander, Rodolfo Hernández. Y sus fórmulas presidenciales; La abogada Francia Marqués de Suárez Cauca y la ingeniera industrial Marelen Castillo de Cali Valle.

El mercado de predicción virtual PredictIt con sede en Nueva Zelandia, dan como ganador a Rodolfo Hernández con más del 60% de probabilidad, medido durante todo el tiempo que ha transcurrido después de la primera vuelta. Por otra parte, en más del 90% de las encuestas locales, dieron como ganador al Ingeniero con un margen estrecho. En definitiva, parece ser que el ingenio propio del ingeniero hizo de su discurso el que más se acomodó a la demanda del electorado. Y escoger a una ingeniera industrial con todos los pergaminos académicos y de experiencia profesional, ayudaron a consolidar una fórmula que le da más confianza a los colombianos para manejar los destinos del país en estos 4 años venideros.

Las cartas están echadas y mañana se abre al parecer un nuevo capítulo de la historia presidencial en Colombia. En donde el pugilato entre dos líderes de vertientes totalmente opuestas, Gustavo Petro y Álvaro Uribe, quedarán relegados en el comando de la rama ejecutiva. El primero pensará si seguir su lucha en los pupitres del Congreso de la República por el derecho que le da ser el segundo en votos en las elecciones que pierde. Uribe Vélez, deja su legado en sus copartidarios del Centro Democrático que estarán presentes en la legislatura del 2.022 al 2.026.

Los ingenieros en el poder probarán los retos del manejo del Estado y tendrán que usar su ingenio para afrontar las dificultades que viven Colombia y el mundo. Deberán disuadir a todos los sectores políticos que no quedaron en ninguna foto, para que entiendan que los colombianos reclaman las reformas estructurales para corregir el rumbo. Ajustes en la justicia, en la salud, en lo fiscal y en lo electoral; pero sin duda el mayor compromiso es crear una cultura de la legalidad y austeridad en el gasto, que tanto adolece a ese andamiaje que maneja el país en sus tres ramas del poder público.

P.D. Empiezan los anuncios de renuncias de aspirantes a los puestos de mando de los territorios regionales y locales, elecciones que se llevaran a cabo en octubre de 2.023. Con todo lo sucedido en éste trámite electoral en las tres justas de 2.022, muchas cosas van a cambiar para bien.

Por: Alexander Ríos Arboleda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *