+ Opinión

Las empresas juegan un gran papel para que el impulso continúe

  • Por: Victoria Eugenia Echeverri Arango
    Directora Ejecutiva de Fenalco Risaralda

El primer semestre de 2022, terminó en medio de los rezagos de la pandemia con una tímida reactivación. La economía entonces, toma una nueva tracción en este segundo semestre con un tejido empresarial que ha mostrado una gran resiliencia y ha estado atento a responder de manera creciente.

La paulatina recuperación del empleo, la llegada de las remesas, advierten una tendencia positiva. Las empresas que estuvieron paralizadas por la pandemia, retomaron su ritmo, acelerando el desarrollo y la apropiación tecnológica para seguir apalancando el crecimiento.

La apuesta por la sustentabilidad es cada vez mayor, con una visión más verde, que ayuda a contrarrestar el cambio climático y lograr el salto a la transición energética. En Pereira y Risaralda, la economía mantiene un buen impulso y una buena dinámica.

Ahora, con el cambio de Gobierno en el País, la expectativa es muy alta sobre lo que va a pasar y las decisiones que se tomarán con la anunciada reforma tributaria que el Presidente Electo presentará en los próximos meses. Es fundamental que se preserven la institucionalidad, el estado de derecho, que se mantengan claras las reglas de juego, se genere confianza y se construya una visión de futuro que supere la incertidumbre a través de nuestra robusta democracia. 

La cultura empresarial en esta Región Cafetera, ha sido un soporte fundamental para apalancar sus logros estratégicos en escenarios inciertos, atrayendo y reteniendo el mejor talento, fidelizando los clientes y transformando comunidad con su capacidad de adaptación en un mundo logístico cada vez más globalizado, mucho más vulnerable, enfrentando la rápida evolución tecnológica y los cambios geopolíticos que han modificado los comportamientos del comercio.

La visión de largo plazo de las compañías regionales y de sus equipos directivos, ha permitido fortalecer las acciones para impulsar la actividad mercantil, aprovechando las oportunidades y respondiendo a la demanda presente y futura del sector. 

Cabe destacar que Pereira y su Área Metropolitana es un punto estratégico de conexión, que ofrece distintos servicios, convirtiéndose en facilitador estratégico del comercio en general, con los más altos estándares de eficiencia, productividad y competitividad, fortaleciendo la cultura resiliente, apoyada en procesos de entrenamiento, capacitación y desarrollo integral del recurso humano, bajo la convicción de que el crecimiento estructurado de la gente se ve reflejado en los resultados de las organizaciones y de la sociedad en todas sus dimensiones, laboral, académica, social, de entretenimiento y de consumo, a través de la interacción y la aceleración de la verdadera transformación digital, en diálogo eficiente entre el mundo real y el mundo virtual; y así, lograr la adopción de una cultura inteligente, enfocada en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos para la gestión de servicios y trámites virtuales incluyentes, innovadores, seguros y eficientes, a través de herramientas como la nube, la big data o la analítica, que se traduce en beneficios a través de inteligencia artificial, promoviendo mejores decisiones colectivas y equitativas.

La capacidad de nuestros comerciantes, se ve reflejada en su gran adaptación a los cambios, su gran capacidad de reacción y de transformarse, gracias al esfuerzo y la tenacidad de sus empleados y el trabajo articulado con distintos actores de la cadena de distribución, de manera ordenada y enfocada en la sostenibilidad. 

Las movidas y los resultados, abren nuevas puertas en el espectro de acción geográfica, con alcance global a los mercados, desapareciendo las barreras al enfrentar retos que obligan a hacer ajustes para la eficiencia de las operaciones en momentos complejos, impactantes y dinámicos para la cadena de suministros, velando siempre por todo el sensible e innovador ecosistema que hay alrededor de las empresas privadas. El compromiso es inmenso, buscando transferirle lo mínimo necesario al consumidor final, con buenas decisiones, ganas y optimismo para salir adelante, reacomodándose a unas velocidades increíbles, reconfigurando procesos, portafolios y mercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *