+ Opinión

Elefantes blancos

Por: Alexander Ríos Arboleda
Ingeniero industrial

 

Hace muchos años se escucha hablar del Aeropuerto del Café, como una solución a la movilidad aérea de buena parte del departamento de Caldas y en especial de su capital, que cuenta con el Aeropuerto La Nubia que le ha prestado el servicio hace 50 años, no obstante los inconvenientes ocasionales meteorológicos de Manizales, problema que se soluciona aterrizando en el Aeropuerto Matecaña y siguiendo el camino por tierra que no dura más de una hora.

Los caldenses quieren tener un aeropuerto robusto y han intentado sin éxito sacar adelante uno en inmediaciones del municipio de Palestina. Pero los conceptos técnicos de conocedores en la materia, como su exalcalde y exministro de transporte German Cardona lo han advertido, ese proyecto no funciona porque no tiene unos diseños definitivos y las condiciones de los suelos en algunas áreas del terreno no reúnen los requisitos de capacidad de carga. Antes del gobierno Santos ya se habían invertido miles de millones de pesos en los movimientos de tierra, esa plática se perdió. En esa administración y con sustento del exministro Cardona, no se destinó ni un peso, pero si se orientó a que ese proyecto se realizara en una alianza público privada con el concurso de la Agencia Nacional de Infraestructura, a lo que la dirigencia caldense no escuchó.

En el gobierno Duque y con las gestiones políticas, hicieron que se destinara de nuevo recursos al proyecto, y el mismo presidente Duque anunció que antes de irse de su administración estaría aterrizando en dicho aeropuerto. Ya conocemos públicamente el fracaso de esa contratación.

Hoy en visita que hace el nuevo gobierno nacional a Manizales y con los antecedentes antes mencionados, Petro le indagó al alcalde de la ciudad qué opinaba del proyecto del Aeropuerto del Café, a lo que respondió que era una meta de unas elites locales. A renglón seguido, Gustavo Petro expresa que serán los caldenses los que a su real saber y entender prioricen la inversión que su gobierno les tiene programada.

En conclusión, todos debemos voltear a ver las fortalezas que se tienen regionalmente y las facilidades en la comunicación terrestre en el Eje Cafetero. Y es el fortalecimiento del Aeropuerto de Santana en Cartago el que reúne los requisitos para consolidar un aeródromo que preste muchos servicios a la Región de Planificación del Eje Cafetero y Tolima, sumando el norte del Valle para consolidar toda esta gran zona estratégica del país.

 

P.D. Incoherencia ideológica de los congresistas del Partido Conservador colombiano; no obstante tuvieron tiempo para pensar el camino a seguir de cara al gobierno de Gustavo Petro, en donde lo sensato era ir en oposición o independencia, la decisión fue la más inverosímil, ser de gobierno. Alejados de las convicciones que se expresaron en campaña con los candidatos de la línea conservadora. Su postura es descalificada por muchos sectores, que ven en esa entrega un acomodamiento por puestos y no por ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *