+ Movilidad

Cinco trucos eficaces y sencillos para ahorrar gasolina

Al comprar un carro uno de los aspectos que muchos consideran es el consumo de gasolina ya que representa un gasto extra de dinero. Aunque no parezca creíble, muchas veces el ahorro del combustible va en función de los recorridos y de la forma de conducir de las personas.

Así que, si usted desea ahorrar combustible de su vehículo y reducir costos, estos son algunos consejos prácticos y efectivos que le serán útiles a la hora de manejar:

Use correctamente el aire acondicionado

Un uso excesivo de aire acondicionado, puede incrementar el consumo de combustible, ya que esta función puede gastar hasta un 10% más de lo usual. Por esta razón, bajar las ventanas se convierte en una alternativa para optimizar el recurso.

Una acción que no funciona del todo es encender el automóvil, arrancar el motor y activar de inmediato el aire acondicionado, ya que obligará al sistema a trabajar sin que el motor haya empezado a generar calor por sí solo. En los primeros minutos solamente saldrá frío por las toberas y forzará toda la máquina, generando un mayor consumo de gasolina. Para ahorrar gasolina cuando use el aire acondicionado, apague el botón de recirculación para que todo el flujo del exterior llegue al radiador con mayor fuerza posible y así, el aire caliente llegue antes al habitáculo. Lo más óptimo es que la temperatura al interior del vehículo debe mantenerse entre los 19 y los 22 grados.

Haga limpieza a su maletero

Al conducir el gasto de energía que se refleja en el consumo de combustible es proporcional al peso del vehículo. Por lo que cuando se hacen recorridos extensos se recomienda llevar solo el equipaje necesario y repartir bien la carga.

Además, transportar equipaje sobre el techo del carro eleva mucho el consumo. Así que, en la medida de lo posible, coloque todo el equipaje o los objetos que vaya a transportar dentro del carro así sea necesario ocupar el respaldo posterior.

Mantenga una velocidad uniforme
Otra relación directamente proporcional es la de velocidad y consumo de combustible, ya que a más velocidad, más gasto. Mantenga la velocidad uniforme y busque fluidez en la circulación evitando frenar, acelerar y cambiar de marcha.

Si usted tiene algún evento importante, salga de casa diez minutos antes para que pueda ir a una velocidad menor. Entre ir a 110 y 120 km/h por una autovía, la diferencia de gasto oscila entre 0,3 y 0,5 l/100 km.

Tenga en cuenta que al decelerar el carro se debe hacer de forma correcta, para esto levante el pie del acelerador y antes de accionar el pedal de freno, si la situación lo permite, puede dejar que sea el freno motor el que actúe primero.

Mantenimiento al día
Los dueños de vehículos sabrán de la importancia del estado óptimo del motor de del auto, y de todos los componentes asociados. El buen estado de todas las partes del carro es necesario para su correcto funcionamiento y también, para ahorrar combustible.

Alargar el tiempo de cada mantenimiento aumenta el gasto energético. Es por esto que se recomienda hacer una revisión periódica principalmente a estos componentes:

Cambio de filtros y de aceite.
Revisión de frenos, neumáticos y amortiguadores.
Revisión de las luces.
Correa del motor.
Líquido de transmisión automática.
La batería y los cables.
El filtro de aire de la cabina.
Anticongelante.

Para la batería, importante realizar una revisión periódica cada 6 meses para ver en qué estado se encuentra, más aún si el vehículo ya tiene una antigüedad mayor a los 2 años. De 4 años en adelante, las probabilidades se presentar algún tipo de fallo pueden incrementarse considerablemente, así que se recomienda cambiarla en el menor tiempo posible.

Evite los trancones
Evite las rutas congestionadas, a veces este consejo puede parecer imposible, pero muy necesario. En caso de alguna emergencia por falta de combustible, busque rutas alternas que sumen kilómetros, pero que representen un ahorro potencial de combustible.

Recuerde que la acción de frenar-acelerar de manera continua incrementa el gasto energético, pero si ya no tiene opción siga estas indicaciones.

Si la marcha se detiene completamente, coloque el carro en neutro.
Mantenga una distancia prudente con respecto al vehículo que está adelante para que pueda aprovechar el impulso y frenar prudencialmente.

Si el tiempo de parada se prolonga más de lo deseado, apague el motor. El diseño de algunos carros ya contempla esta acción de manera automática.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *