+ Opinión

Apedreados los Colibries

Por: Alexander Ríos Arboleda

Como experiencia personal, realicé un recorrido por el proyecto de la avenida los Colibríes. Con la apertura de esta via, se descongestionará vialmente esos consolidados asentamientos residenciales. El Inconveniente de esta Infraestructura como se ha comentado periodísticamente y comprobado en campo, es la no terminación de la misma, en los tiempos que se pactaron con el contratista de la obra.

De los más de 50.000 millones de pesos invertidos, incluida en esta cifra una adición considerable del precio originalmente pactado contractualmente, no se terminó la Infraestructura, dejando en la opinión de los pereiranos muchos interrogantes, propios de la contratación de una obra tan importante y que debería ser ejemplo en su ejecución. Originalmente, debería tener una planificación impecable en los diseños, en la afectación predial, en los presupuestos que cubrirían las cantidades de obra y la compra de tierras por donde pasaría la avenida, con todo esto, un cronograma estricto, el cual no solo lo tendría el contratista de la avenida, sino también el interventor.

El balance a hoy es deplorable, el tiempo de construcción de la avenida feneció, no obstante, se había ampliado el mismo en varias ocasiones; las calzadas vehiculares están inconclusas; la monumental torre de comunicaciones en la mitad de la vía se erige como testimonio que, alguien no observó los detalles de Perogrullo, incluido el propio contratista y la interventoría, quienes debieron advertir la situación. Con todo lo ocurrido, se debe evaluar también los profesionales de la ingeniería y la arquitectura de la Alcaldía que prepararon todo este desastre, así como los abogados que omitieron declarar la caducidad del contrato ante tanto incumplimiento, verificable en el día a día de la construcción de la obra. ¡Ah! Y, sin duda, sancionar al contratista y al interventor. Por último, el encargado de la gerencia del proyecto por parte de la administración municipal, conocer como le tomaban el pulso al desarrollo de una obra trascendental y que no tenía espacio para las equivocaciones, máxime que se hizo en un terreno aceptable, medido por sus condiciones topográficas y la baja complejidad ingenieril.

Arrancó el conteo de los meses para que las autoridades den un veredicto de lo ocurrido, ¿Cuál se tomará menos tiempo? la Contraloría Municipal, la Procuraduría General o la Fiscalía General de la Nación. Esperemos que la obra se termine pronto, sin sobre costos, ahora que es fácil calcular las cantidades de obra restantes. Por cierto, ya se estará utilizando la metodología BIM por sus siglas en inglés Building Information Modeling, modelo colaborativo para la gestión de proyectos, en donde la parte técnica trabaja en softwares 3D que permite el cálculo más certero de cantidades de obra, minimizando errores y facilitando el control.

P.D. Las disidencias de las FARC, en cabeza de uno de sus cabecillas, mordieron a Gustavo Petro, no le perdonan que ahora los llame traquetos, denunciando que en la campaña presidencial si tenían el estatus de señores cuando apoyaron su aspiración, palabras más palabras menos de allas “Iván Mordisco”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *