+ Actualidad

Según encuesta empresarios del comercio muestran incertidumbre con reforma laboral

Los empresarios del comercio están preocupados por la situación del empleo en el sector. A la incertidumbre que ha generado desde hace más de un año la reforma laboral propuesta por el Gobierno, se suman los más recientes datos oficiales que muestran un deterioro en esa variable. Eso se evidencia en una encuesta que publicó ayer Fenalco en su Bitácora Express.

Fenalco advierte que hay una clara tendencia a la baja en el empleo en este renglón de la economía.
En el primer bimestre de este año se perdieron 277.000 empleos, en comparación con el mismo periodo del año anterior, siendo el comercio uno de los sectores más afectados.

Según el Dane, en febrero de 2024 el número de ocupados en el comercio disminuyó en 167.000, un 4% menos en comparación con el mismo periodo del año pasado y en enero, según la Encuesta Mensual de Comercio, el empleo en el sector detallista moderno disminuyó 0,2%.

Para Jaime Alberto Cabal, presidente del gremio, “este saldo en rojo significa un doloroso deterioro en el empleo formal y es una consecuencia del pésimo comportamiento del comercio que se viene registrando desde finales del 2022”. 

Los resultados de la encuesta demuestran que para el 86% de los empresarios el nivel de contratación de mano de obra en sus empresas, durante este año, se quedará igual (47%) o disminuirá (39%).

Solamente un 14% espera incrementar su número de empleados, una reducción de cuatro puntos porcentuales con respecto a los resultados obtenidos hace un año.

En cuanto a lo que puede suceder con la reforma laboral que presentó el Gobierno, los empresarios encuestados consideran que si el Congreso aprueba la iniciativa, afectaría al 81% de las empresas del comercio. 

Especialmente, generaría un impacto en a restaurantes, bares, hospedajes, transporte, entretenimiento y empresas de vigilancia y seguridad privada, teniendo en cuenta que sus negocios se desarrollan en horario diurno, nocturno, domingos y festivos.

Por su parte, el 31% de los empresarios manifestó que de llegar a encarecerse los costos laborales, producto de la reforma, tendrían que verse obligados a reducir o evitar la contratación de nuevo personal. (Ver gráfico anexo).

Por su parte, 21% ajustaría los horarios de atención para reducir costos y 19% coincide en que tendría que hacer ajuste de precios. Además, un 17 % acudiría a sustituir mano de obra por tecnología; 12% prescindiría de personal no contratado a término indefinido, 7% reduciría los turnos de trabajo nocturno, y otro 6% estudiaría la posibilidad de cerrar puntos de venta. 

La encuesta indaga en ese escenario la disposición de invertir de los comerciantes este año.
El 77% de las respuestas hablan de una reducción, lo que, para Fenalco, refleja el momento de gran incertidumbre que perciben los empresarios. Ese porcentaje el año pasado fue 71%.

Para Cabal, en medio de una situación económica compleja, Colombia no puede darse el lujo de promover una reforma laboral que destruya cerca de 450.000 empleos, impulse la inflación y aumente el 30% los costos laborales de las MiPymes, al tiempo que reclamó medidas contra la informalidad y un plan efectivo de reactivación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *