+ Turismo

“El turismo el nuevo petróleo de Colombia”, Iván Duque

Por: Edilberto Valencia

La frase “El turismo el nuevo petróleo de Colombia”, pronunciada de manera oficial en un evento por el Presidente Iván Duque Márquez, dejó con la boca abierta a la mayoría de los colombianos, en especial a quienes tienen enraizado entre pecho y espalda la equivocada creencia de que el petróleo es lo mejor que tiene el país y que su explotación es sinónimo de progreso en todos los frentes; el Presidente, con esa frase magistral, les salió al paso y de forma contundente les dijo que las mayores riquezas del país son sus recursos naturales, especialmente el recurso hídrico, su fauna y su flora y explotar sosteniblemente esa inmensa riqueza, es el mejor camino que tenemos para mejorar nuestra economía salvaguardando lo más precioso que tenemos: el agua.

Por fin un Presidente de la república coge el toro por los cachos y le dice a los explotadores y extractivistas que venden nuestros recursos naturales acabando de paso los ecosistemas, que el cuento del petróleo está mandado a recoger y que debemos iniciar los procesos necesarios para que entremos en la onda de las energías limpias y a su vez, comencemos a proteger de verdad nuestros recursos naturales.

Si esa frase del Presidente se cumple al pie de la letra y no es producto de un momento de “efervescencia y calor”, gustosamente le podemos informar que en los municipios del Caquetá tenemos inicialmente las siguientes bellezas naturales para explotar sosteniblemente:

Florencia con sus innumerables balnearios naturales en la cordillera, a orillas de las dos carreteras que conectan al Caquetá con el Huila, además de las actividades de montañismo, senderismo, canotaje, avistamiento de aves, paseos en ferry y muchas actividades que ya se están desarrollando en todo el municipio; con eventos de talla nacional como “El Colono de Oro”, como el Festival de la Amazonía y el Festival del Pie de Monte Amazónico, que año tras año atraen a miles de visitantes de todo el país y el exterior, con buenos servicios públicos y con un excelente cupo hotelero, se perfila como la punta de lanza del turismo en el sur de Colombia.

Morelia con su espectacular rio Bodoquero, con su Festival de Verano que año tras año atrae miles de turistas, con sus competencias de canotaje, con pesca deportiva, con el legendario parque del Pirarucú, con senderismo y muchas otras actividades, municipio al cual se llega por una autopista que lo conecta a solo 15 minutos con Florencia.

Belén de los Andaquíes que va camino a convertirse en la joya más importante del turismo en el Caquetá, con su proyectado complejo ecoturístico a orillas del cristalino río Pescado, con sus dos sectores espectaculares: la cordillera donde el senderismo, el avistamiento de aves, el canotaje y muchas actividades más, incluyendo la ruta del Tribuno del Pueblo José Acevedo y Gómez hacia el Huila; con el sector del plan donde ya se realizan competencias nacionales de ciclismo a monte traviesa, con pesca deportiva, con caminatas hacia los dos parques nacionales que lo circundan, con el Festival del Hombre de la Montaña que ya tiene fama en el sur de Colombia, Belén, a escasos 20 minutos de la capital del Caquetá, bien podría ser esa esmeralda turística que incrustada en el pie de monte Amazónico, podría convertirse en iman para el turismo nacional e internacional.

San José del Fragua con su imponente malecón a orillas del río Fragua Chorroso, una imponente y cristalina corriente que bravía baja dando tumbos por entre las peñas de la cordillera, con un ruido ensordecedor y espectacularmente bello que poco a poco desaparece en la mansedumbre de las orillas de la cabecera municipal, hasta convertirse en ese nutrido grupo de enormes charcos cristalinos donde propios y extraños disfrutan al máximo los paseos de olla, a la orilla de inmensas playas y legendarios carboneros que con sus brazos de hojas verdes, prodigan frescura a todo aquel que acude a buscar sosiego.

Y como los anteriores, todos los municipios del Caquetá abren sus tesoros ecoturísticos a la patria, con la esperanza de tener a todo el mundo entre sus brazos, con la esperanza de no ver nunca jamás horadado sus vientres con los ferríferos taladros que perforan las entrañas de la tierra, que acaban con el agua, que inyectan químicos para acabar con todo, que a su paso siembran el dolor y la tragedia…Ojalá la frase del presidente Iván Duque se cumpla en todo su esplendor…EL TURISMO EL NUEVO PETRÓLEO DE COLOMBIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *